Instituto Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Escudo

Instituto Nuestra Señora del Sagrado Corazón A-23

Asociación Carmelitas de la Caridad

CONGREGACIÓN



La Vida de Santa Joaquina

Joaquina nació en Barcelona (España) el 16 de abril de 1783, en una familia profundamente cristiana, perteneciente a la burguesía intelectual de la ciudad. Quinta de ocho hermanos, este escenario familiar le ofreció unas posibilidades de educación poco accesibles a la mayoría de mujeres de su época. Un hecho determinante para la Fundadora del futuro.

Con inquietudes religiosas desde su primera juventud, aceptó, no obstante, como clara voluntad de Dios, contraer matrimonio con un joven abogado de Vic, amigo de la familia: Teodoro de Mas.

Vivieron juntos una intensa experiencia de amor conyugal, y fueron padres de nueve hijos. Compartieron también tiempos de tribulación, y el dolor de una guerra entre España y el Estado francés de Napoleón, que les hizo conocer la separación, el exilio, el empobrecimiento y la muerte. Enfermo tras la guerra, Teodoro murió prematuramente, cuando Joaquina tenía sólo 33 años.

La joven viuda se trasladó a Vic, al Manso Escorial, y allí se entregó a la educación de los seis hijos que habían sobrevivido, a luchar por el sustento familiar y a atender y acompañar a los enfermos del Hospital de pobres de la ciudad.

De un modo inesperado y providencial, Joaquina conoció al fraile capuchino Esteban de Olot, un misionero que recorría los pueblos de la Cataluña rural y que, en esa tarea pastoral, constataba la pobreza, el abandono y el sufrimiento en que vivían sus gentes, y la necesidad urgente de alguna forma organizada y estable que les ofreciera ayuda. Ayuda y oportunidades de una educación que les rescatara de la ignorancia y les permitiera liberarse y progresar.

Del encuentro entre la sensibilidad y madurez de Joaquina de Vedruna y las inquietudes y experiencia pastoral de Esteban de Olot, surgió el proyecto de fundación de un nuevo tipo de Congregación religiosa de carácter apostólico y abierto, que diera respuesta a esas necesidades.

A finales del año 1825, Joaquina presentaba al Obispo de Vic la petición formal para iniciar el proyecto fundacional. Y el 26 de febrero de 1826 se ponía en marcha la Congregación de Hermanas Carmelitas de la Caridad

Joaquina murió –el 28 de agosto de 1854- a los 71 años de edad

El Papa Pío XII beatificó a la fundadora el 19 de mayo de 1940. Fue canonizada por Juan XXIII el 12 de abril de 1959. Los restos de Santa Joaquina de Vedruna se veneran en la capilla del Manso Escorial de Vic.